×
  • amistad (60)
  • amor (294)
  • amor pareja (373)
  • contribución laboral (10)
  • familia (137)
  • historias (703)
  • juntos somos completos (23)
  • maternidad (48)
  • mujeres (288)
  • navidad (5)
  • niños (7)
  • nuevo año (3)
  • optimismo (10)
  • somos multitud (4)
  • viajes (9)
  • violencia (16)
  • yo (218)
  • gioconda belli



    biografía

    la autora de el país de las mujeres, ganadora en 2010 del premio hispanoamericano de novela, “la otra orilla” , nació en managua, nicaragua, gioconda belli hereda la tradición literaria de su país de poetas y se da a conocer en 1970 con poemas sensuales que celebran la feminidad.

    al vincularse poco después con la lucha sandinista contra la dictadura de somoza, su poesía asume un tono beligerante que propone una suerte de “eros” social. tras el triunfo de la revolución sandinista, belli incursiona en la narrativa, en 1988, con “la mujer habitada”, novela que fue un éxito editorial y que ha sido traducida en más de once idiomas. su obra narrativa incluye, además, las novelas, “sofía de los presagios”(1990), “waslala” (1996), el cuento infantil “el taller de las mariposas”(1994) y la memoria autobiográfica, “el país bajo mi piel” (2001), y “el pergamino y la seducción” (2005). su novela, el Infinito en la palma de la mano (2008), ganó el premio biblioteca breve de la editorial seix barral en españa. su obra poética, también traducida ampliamente, la componen seis libros de poesía: sobre la grama (1972), línea de fuego (1978) truenos y arcoiris (1982) de la costilla de eva (1987), apogeo (1994), mi íntima multitud (2003) y fuego soy apartado y espada puesta lejos (2007). belli ganó el premio mariano fiallos gil de la unan en 1972, el premio casa de las américas en 1978, el premio de los libreros y editores alemanes a la mejor novela política del año en 1989, el premio anna seghers en el mismo año,en 2003, el premio generación del 27 en españa por su poemario “mi íntima multitud”, en 2007 el premio internacional de poesía “ciudad de melilla”.

    entrevista

    ¿cuál es el recuerdo de felicidad ‘cristalina’ de niña, que guardas en tu memoria?

    tendría seis o siete años cuando desarrollé una relación muy cercana con el mar. mi familia veraneaba en una casa en la playa sobre el pacífico y yo recuerdo que pensé que el mar y yo teníamos una comunicación telepática y que por eso yo podía caminar sobre la arena sin que las olas me mojaran. caminaba al borde del agua para probarles a mis hermanos que el mar se paraba justo antes de mojarme los pies.

    hablando acerca de tu participación como activista del fsln tu declaraste: “entonces yo me sentí que si yo no lo hacía, mi hija lo iba a tener que hacer y yo le reclamaba de alguna manera en mi corazón a la generación de mis padres que no lo habían hecho, y yo dije: ‘¿hasta cuándo va a parar esto? si yo no lo hago, lo va tener que hacer mi hija. ¿por qué no lo paramos aquí? ¿por qué no asumimos nosotros la responsabilidad?” 

    ¿cuál fue tu motor para iniciar esta batalla? ¿cómo las mujeres de hoy, nos liberamos de nuestros miedos y nos llenamos de ese coraje para combatir nuestras propias batallas? 

    creo que uno es producto de sus circunstancias. los seres humanos somos capaces de un valor desmedido cuando nos mueve la convicción. lo que me dotó de valor fue el convencimiento de que no podía quedarme indiferente ante la dictadura que hacía tanto daño a mi país. de la misma manera, a nivel individual, las mujeres debemos cuidar ese territorio donde somos soberanas, que es nuestro cuerpo y nuestra mente y no permitir que nos avasallen, o que no se respeten nuestros deseos de desarrollar plenamente nuestras capacidades. ambas luchas, las sociales y las personales, están relacionadas. uno no puede pretender cambiar el mundo si acepta la injusticia y la dictadura de otros en la propia vida. la libertad también empieza por casa.

    ¿qué hay en el cuarto de los objetos perdidos de gioconda belli?

    el cuarto donde despierta viviana, la protagonista de el país de las mujeres, está lleno de las cosas que yo imagino en mi propio cuarto de cosas perdidas: llaves, gafas, chales, pashminas, paraguas….creo que son cosas que todos perdemos alguna vez.

    “ya no mujer joven, sino mujer rotunda, mis deseos ya no intuiciones, sino certezas”. ¿cuáles son las certezas hoy, de gioconda belli?

    que nadie cambia la historia si no respeta la libertad de disentir de otros; que la historia es larga y nuestras vidas cortas. por esto los sueños nunca se cumplen a cabalidad en el espacio de una vida.

    que el cambio fundamental más importante por el que podemos luchar es el cambio de las relaciones de poder al nivel más íntimo; por eso la lucha de las mujeres es la piedra angular de cualquier cambio verdaderamente significativo que pueda producirse en el mundo de hoy.

    has declarado: “las mujeres no necesitamos probar que somos capaces”… cómo seguimos trabajando para recuperar el lugar que nos corresponde, con una sociedad que aún presenta estigmas y paradigmas de desequilibrio y desigualdad de género? 

    creo que dije eso en el contexto de mi novela el país de las mujeres donde las amigas que forman el partido de la izquierda erótica, comentan que ya las mujeres hemos demostrado con creces nuestras capacidades. ¿qué hay que hacer? en primer lugar, no retroceder en lo que hemos logrado; no dejar que nos convenzan que nuestro lugar es sólo el hogar. el hogar es lindo pero es un ámbito limitado que requiere de una rutina cuya repetición estanca el desarrollo personal. creo precisamente por eso que la felicidad del hogar requiere que se respete el deseo y la capacidad de las mujeres de participar más en la sociedad. para lograr eso, las mujeres tenemos que estar presentes en las discusiones de las políticas que tienen que ver con la educación, con la salud, con la violencia, con la organización de los trabajos de manera que la mujer no tenga que siempre estar decidiendo entre la maternidad y la productividad. Las mujeres debemos luchar para que la sociedad nos ofrezca mejores condiciones para el cuido de nuestros hijos, los permisos de maternidad etc

    ¿cuáles son las tareas pendientes de nosotras para con nosotras mismas?

    celebrarnos más, querernos más, vivir plenamente todo nuestro potencial, convertirnos en ejemplo de talento, capacidad y empatía para las nuevas generaciones, salvar el mundo de los excesos de testosterona, honrar nuestros cuerpos, reclamar nuestro derecho a la feminidad y a una sexualidad sana y no culposa.

    en tu observación del mundo femenino, ¿cómo vivimos hoy la sexualidad?  y ¿cómo hacemos para ser sujeto de nuestra sexualidad?

    creo que las mujeres modernas vivimos el conflicto entre dos impulsos, el impulso de la belleza, que es muy fuerte en las mujeres porque tenemos un sentido estético más desarrollado que el hombre; y la demanda tonta y comercial de la belleza que quiere usar nuestro instinto para obligarnos a consumir y convertirnos en maniquíes. la sexualidad, por emanar del cuerpo, se debate también en esos terrenos. por un lado nos gusta el poder de nuestra sexualidad, y por otro, le tememos porque la sociedad ha castigado nuestra sexualidad y nos ha obligado a reprimirla. la respuesta sobre qué hacer no es fácil. cada mujer debe encontrar su propia manera de ser quién es. en la sexualidad, como en todo lo demás, lo esencial es aprender a ser uno misma y liberarnos de la culpa y las “obligaciones” impuestas por los prejuicios. para eso es necesario deconstruir la idea desvalorizada de mujer que nos han creado en la cabeza y gozar plenamente de ser lo que somos, con todo lo que eso significa.

    ¿qué ha sido lo mejor de ser mujer?

    todo. me encanta ser mujer.

    memoria e imaginación son elementos presentes en tu obra literaria. ¿con cuál te quedas hoy, y por qué?

    no me pidas que escoja. ambos elementos interactúan entre sí. la imaginación se nutre de la realidad y la realidad de la imaginación. la memoria es una realidad re-imaginada.

    has declarado: “el hombre se preocupa más por los principios, por las ideas; las mujeres se preocupan más por las relaciones. entonces, la ética femenina es una ética de empatía y de cuidar las relaciones humanas.” ¿cuán importante han sido los afectos y las relaciones en tu vida? ¿qué lugar han ocupado tus amigas?

    mi vida ha sido construida sobre vivencias personales. todas las vidas son lo que son en relación a los demás. somos seres sociales por naturaleza. creo que basta leer cualquiera de mis libros para entender cuán importante han sido los afectos personales en mi vida.  amigas tengo y por ellas sé que toda esa historia de que las mujeres somos muy “duras” entre nosotros mismas, es falso. no hay amigas más solidarias y sólidas que las amigas mujeres. me han acompañado en alegrías y tristezas.

    ¿cuáles son las 3 preguntas que una mujer debiera hacerse a sí misma durante su vida?

    no sé, la verdad. lo que sé es que uno nunca debe dejar de preguntarse los por qué y para qué de las cosas. la búsqueda infatigable de respuestas es lo que hace de la vida una aventura apasionante.

    Deja tu comentario

    Código Mujer

    © CódigoMujer – 2016