×
  • amistad (60)
  • amor (294)
  • amor pareja (373)
  • contribución laboral (10)
  • familia (137)
  • historias (704)
  • juntos somos completos (23)
  • maternidad (48)
  • mujeres (288)
  • navidad (5)
  • niños (7)
  • nuevo año (3)
  • optimismo (11)
  • somos multitud (4)
  • viajes (9)
  • violencia (16)
  • yo (218)
  • laura gutman



    biografía

    laura gutman es una escritora argentina. sus libros publicados hasta el momento son: “la maternidad y el encuentro con la propia sombra”, “la familia nace con el primer hijo”, “adicciones y violencias invisibles”, “la revolución de las madres”, “mujeres visibles madres invisibles”, “la familia ilustrada”, “el poder del discurso materno”, “amor o dominación los estragos del patriarcado”, “conversaciones con laura gutman” y próximamente “la biografía humana”. ha impartido conferencias en argentina, uruguay, chile, colombia, méxico, brasil y españa. es la creadora del sistema terapéutico de indagación que ha llamado “la construcción de la biografía humana”. dirige una institución con base en la ciudad de buenos aires, en el que su equipo de profesionales asisten a hombres y mujeres de todas partes del mundo, utilizando su sistema de indagación. también dirige , su escuela de formación profesional, para entrenar a nuevos profesionales en esta disciplina.

    entrevista

    entrevista realizada por @karenmontalva

    ¿cuáles son los principales desafíos que hoy enfrentamos como madres?

    la demanda de un niño pequeño nos lleva al límite de nuestras capacidades altruistas. la maternidad es una oportunidad para probamos en nuestra capacidad de dar en beneficio de un otro sin esperar nada a cambio…
    para la mayoría de los individuos -en este caso para las mujeres- es un momento crítico, es como pedirle a un hambriento que regale el único plato de comida. el desafío es regalarlo, entendiendo que el hambre que tenemos es infantil, pertenece a nuestro pasado, a nuestras carencias y sufrimientos infantiles. ahora bien, el modo en que cada mujer devenida madre, experimenta este pasaje entre satisfacer las propias necesidades infantiles u ofrecer al niño la sustancia materna, es personal, por lo tanto, el desafío sería distinto en cada caso.

    ¿en qué consiste el concepto de discurso materno? 

    cuando hablo de discurso materno me refiero a que el ordenamiento de la psique depende de las palabras dichas por la persona que nos ha criado y que en la mayoría de los casos ha sido nuestra madre. las palabras han nombrado la realidad según la lente o la interpretación de ella, hemos registrado en nuestra mente de niños todo aquello que le escuchamos decir. luego nosotros aprendemos a “ver”, a mirar el mundo y la vida a través de esa lente materna, habitualmente distorsionada y parcial. crecemos y nos constituimos en las personas que somos (con nuestras luces y sombras) desde la lente que nos han prestado.

    además, el discurso materno nos ha “vestido” con un personaje determinado: “la inteligente”, “el desordenado”, etc, y nosotros para ser vistos o amados, hemos aprendido a relacionarnos con ese personaje a cuestas, lo hemos cargado y actuado por muchos años… el discurso materno condensa el punto de vista de mamá, que nosotros adoptamos como propio y que ha restringido a mirar “más allá” de lo evidente. cuando devenimos adultos, creemos que ese personaje somos nosotros…

    en algún momento de nuestra vida adulta, quizás en alguna crisis vital o confrontando los obstáculos que se nos presentan, ingresamos a un camino de indagación personal, abrimos el zoom de esa lente (el punto de vista de mamá), observamos los territorios de manera más amplia, accedemos a una visión global de nuestro escenario, revisando “el otro lado” de nosotros mismos que nadie ha abordado, ni comprendido ni nombrado.

    ¿por qué deberíamos revisar el otro lado? porque sólo mirando la realidad, seremos responsables de nuestra vida.

    ¿qué elementos son esenciales para un discurso materno saludable?

    no hay discurso materno saludable. lo único necesario es emprender algún camino de indagación personal, conocernos más, conocer los aspectos sombríos, admitir aquello que nos admitimos de nosotros mismos, escuchar a nuestros enemigos, entrar en contacto con nuestro “otro lado”, estar en búsqueda permanente.

    “lo que está en el centro es nuestra discapacidad emocional como consecuencia del desamparo en nuestra primera infancia. no puedo dar algo que no tuve.” en relación con ésta frase tuya, cómo reconocemos estas discapacidades emocionales?¿qué podríamos hacer para transformarlas en capacidades?

    nuestras discapacidades emocionales quedan claramente de manifiesto cuando no podemos ser altruistas. cuando no podemos ofrecerle al otro algo que es valioso para el otro pero sin recibir nada a cambio. claro que podemos cambiar, pero se requiere un arduo camino de indagación personal, reconocer nuestro territorio infantil lastimado, y ese posible desamparo en nuestra primera infancia… ser conscientes de nuestra realidad emocional, reconocer el personaje que hemos construido para sobrevivir, examinar cómo ese personaje actúa para darnos el amparo que no hemos obtenido en el pasado, explorar los beneficios ocultos para disponernos a abandonarlo y luego tal vez, tener la intención de hacer algo a favor del prójimo.

    has planteado que el trabajo o aspiraciones personales como un refugio para escaparnos del dolor o del desamparo. ¿cómo nuestro trabajo, aquello que es visible nutre nuestras carencias afectivas de la primera infancia?

    lo que planteo es que frecuentemente, el reconocimiento social es algo que colma tanto nuestras carencias primarias, que creemos que “sin eso” no podemos vivir. desplegamos nuestra identidad hacia afuera, en lo externo, en esa dimensión, nos sentimos visibles y reconocidas… justamente, el problema no es “llenarse” (eso debería haber sucedido en la niñez), sino que el desafío es comprender el nivel de ese desamparo, de egoísmo emocional, para tomar -ahora- decisiones a favor del amparo hacia nuestros hijos, hermanos, parejas amigos con quien decidamos vincularnos.

    planteas que la maternidad es un rol solitario y que ha perdido mucho valor y reconocimiento social. ¿puedes explicarme por qué la maternidad se vive en solitario? ¿cómo revertimos esta condición de soledad?

    si fuéramos una civilización solidaria, prestaríamos amparo, escucha, compañía y ayuda a cada mujer que está criando niños. hay muchas mujeres que se encuentran solas y aisladas en su tarea de ser madres… es muy importante que entendamos que una madre afectivamente sostenida y apoyada, estará en mejores condiciones para ofrecerle amparo y confort al niño. si comprendemos que cada niño criado en condiciones amables y amorosas, conformará una comunidad de personas altruistas…no dejaríamos a ninguna madre arreglarse sola.

    ¿cuáles son las 3 preguntas que una mujer debería hacerse en el transcurso de su vida?

    ¿sólo tres preguntas? hombres y mujeres tenemos que preguntarnos siempre más y más y más y más. una pista: tomemos como válido aquello que nos dice alguien que está furioso con nosotros y que descartamos inmediatamente. ahí tenemos una buena pregunta para formularnos.

    Deja tu comentario

    Código Mujer

    © CódigoMujer – 2016