×
  • amistad (60)
  • amor (294)
  • amor pareja (373)
  • contribución laboral (10)
  • familia (137)
  • historias (704)
  • juntos somos completos (23)
  • maternidad (48)
  • mujeres (288)
  • navidad (5)
  • niños (7)
  • nuevo año (3)
  • optimismo (11)
  • somos multitud (4)
  • viajes (9)
  • violencia (16)
  • yo (218)
  • emociones expresadas, emociones superadas



    ciara molina, psicóloga de la universitat de barcelona, máster en dirección de recursos humanos. miembro activa de proyectos nacionales como internacionales en el mundo de la psicología organizacional. en el año 2010 encuentra su verdadera misión dentro de la psicología a través de su propio proyecto de psicología preventiva y gestión emocional aplicado en el marco de las redes sociales, a partir del cual establece intervenciones terapéuticas y educativas online. proyecto que llama psicóloga emocional (facebook psicóloga emocional, twitter @psicoemocional y www.psicologaemocional.com ).  por este proyecto recibe la mención honorífica en el 1 premio jóvenes psicólogos emprendedores que otorga psicofundación.  autora del exitoso libro “emociones expresadas, emociones superadas. una guía práctica para lograr el equilibrio psicológico a través de la gestión de nuestras emociones.” editorial oniro de planeta.

    por @karenmontalva

    ¿puedes hablarme acerca de la infidelidad emocional? ¿es un antesala de la infidelidad sexual? ¿qué deberíamos hacer para evitar ambas, si nos ocupa verdaderamente nuestra relación de pareja?

    el término infidelidad emocional fue acuñado hace unos años por el psicólogo giorgio agostini, él la definía como “una especie de infidelidad platónica, en la cual se siente que el compromiso de comunicación se da con otra persona y no con su pareja”. desde mi punto de vista, no acabo de estar muy de acuerdo con el calificativo “infidelidad”, ya que la mayor fidelidad nos la debemos a nosotros mismos ya que no debemos estar atados a nadie en ningún aspecto, es la forma más saludable de vivir una vida emocionalmente plena. más bien lo relaciono con un problema de comunicación entre las dos personas que conforman la unión, así que más que vivirlo como una traición, poniendo énfasis en la connotación negativa que nuestro pensamiento le ha dado, lo que debemos hacer es sentarnos a dialogar con nuestra pareja y analizar qué es lo que puede estar sucediendo para que esa complicidad de trato no se esté llevando a cabo.

    si nos basamos en la premisa de que es un problema comunicativo, como acabo de mencionar, no considero que sea la antesala de una infidelidad sexual. ahora bien, si la pareja se va resquebrajando, ya no vamos teniendo muchos puntos en común, es normal que encontremos afinidad o atracción por aquella otra con la que sí tenemos esta complicidad en el diálogo. pero es que la complicidad no sólo la tenemos con alguien del que nos podemos sentir atraídos sexualmente, la podemos tener con un amigo, un familiar, un compañero de trabajo, etc... porque la base no es el deseo o atracción física, sino el placer de la conversación.

    respecto a la pregunta que me haces de qué hacer para evitar ambas, he de decirte que en el caso de la emocional, se debería uno sentar con su pareja a hablar de forma asertiva. ¿esto qué quiere decir? debemos tener la capacidad de comentarle lo que pensamos y sentimos, sin entrar en menosprecios o reproches. de esta manera podremos identificar que es lo que está sucediendo y ambos ponernos a trabajar en una solución conjunta, que siempre irá de la mano de la libertad, el respeto y la comunicación dentro de la unión. en el caso de la infidelidad sexual, se entiende por infidelidad si dentro de la pareja se acuerda que no se pueden tener relaciones íntimas con otras personas ajenas a la misma. por lo que, cada pareja establece sus normas de convivencia y trato, si éstas no son cumplidas pues de nuevo se tendría que valorar qué ha sucedido, el porqué se ha llegado ahí y si nos merece la pena luchar por la unión o no. sin olvidar que no debemos juzgar tan libremente sin tratar de empatizar con el otro y entender que a veces detrás de una conducta negativa también hay un corazón que llora.

    has mencionado la importancia de ser asertivos emocionalmente, ¿cómo desarrollamos esta cualidad? ¿qué podríamos hacer de manera concreta para que nuestros hijos desarrollaran esta cualidad desde pequeños?

    como he comentado antes la asertividad parte del hecho de tener la libertad de poder expresar lo que pensamos y sentimos, sin caer en conductas agresivas o sumisas con nuestro interlocutor.  viene a ser un término medio entre aquellas personas tímidas que no expresan lo que piensan por sus inseguridades, y las personas más agresivas que expresan sus opiniones de una forma desproporcionada y sin respeto hacia el otro.

    la mejor forma de desarrollarla es perdiendo el miedo de mostrarse como uno es, es una cuestión de autoestima en realidad. contra más seguros estemos de nosotros mismos, menos nos costará comunicarnos con los demás. así que todo empieza por uno mismo, la forma de vernos y valorarnos.

    en mis talleres o conferencias utilizo una serie de técnicas para desarrollar esta cualidad, algunos de ellas son:

    - banco de niebla o claudicación simulada: se aparenta dar la razón pero sin darla realmente. es decir, nos mostramos de acuerdo con la argumentación de la otra persona pero sin consentir cambiar de postura (es posible que tengas razón, pero...).

    - disco rayado: consiste en repetir nuestro punto de vista con tranquilidad, manifestando entendimiento, pero sin ceder a las insistencias de la otra persona (sí, lo sé pero mi punto de vista es..., sí, pero yo decía...)

    - aplazamiento asertivo: aplazar la respuesta a la afirmación desafiante de nuestro interlocutor, con la finalidad de encontrarnos más tranquilos y cómodos para enfrentarnos a ella (si me disculpas hablamos de eso un poco más tarde, ahora estoy cansado).

    con la intención de que nuestros hijos crezcan con esta capacidad y la puedan desarrollar libremente  a lo largo de su vida debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

    - debemos reforzar los comportamientos asertivos de nuestros hijos, es decir, toda capacidad comunicativa que tenga que ver con su expresión emocional. para ello debemos evitar frases como “los niños buenos no responden a sus padres”, porque con ellas el niño lo que entiende es que no se puede expresar cuando los padres hablan porque estos no se lo permiten. más bien hay que dejarlos hablar para ver que nos tienen que decir, si no podemos en ese momento pues se le dice “cariño ahora no puedo estar por ti pero no te preocupes que vamos a sentarnos a hablar de esto que me tienes que decir, de acuerdo?”

    - debemos enseñarlos a identificar cuando están teniendo un comportamiento asertivo, para ello debemos reflexionar con ellos. siempre refuerzos positivos, nunca castigos. “qué bien que te has expresado, me gusta que expongas tu punto de vista sin alterarte”. “ves? así tranquilamente hemos hablado muy bien y nos hemos podido entender”.

    - si observamos que nuestro hijo cae en conductas sumisas o agresivas, de manera asertiva se lo tenemos que hacer ver, explicándolo por qué consideramos que no es beneficioso para él ese comportamiento.

    - no olvidemos que la mejor manera de hacerle entender a un niño lo que le ayuda a su estado emocional o no, es el comportamiento que ve en nosotros, por lo que siendo una buena persona de referencia para él/ella, lo aprenderá rápidamente por imitación.

    ¿cómo sabemos si estamos atrapados en una relación tóxica? en tu observación, ¿por qué crees que nos cuesta tanto salir de este tipo de relaciones y cómo podemos hacerlo?

    si a ratos preferirías no estar con esa persona porque te hace sentir mal, porque tu vibración cambia, porque te alteras hasta puntos que nunca creíste llegar, si te sientes manipulado cuando utiliza los sentimientos de culpa, sarcasmo o ironía para contradecirte, si sientes que no mereces ese trato pero no acabas de poner fin a esta relación, entonces estás atrapado en una relación tóxica.

    en definitiva se trata de una relación donde una o ambas partes sufren, más que gozan, por el hecho de estar juntos. los miembros se ven sometidos a un gran desgaste emocional con el objetivo de convencerse a ellos mismos que pueden salvar esta unión.

    las razones por las que podemos mantener una relación tóxica pueden ser diversas, pero casi todas tienen una serie de puntos en común:

    1. baja autoestima.
    2. creer que somos la solución a sus problemas.
    3. pensar que somos la víctima de esta historia.
    4. dependencia emocional.
    5. miedo a quedarse solo.
    6. miedo a lo que está por venir.
    7. vemos sólo aquello que queremos ver.
    8. necesidad de cumplir un rol social.
      todos estos puntos son los que nos hace seguir atrapados dentro de esta red de toxicidad, sería trabajando cada uno de ellos como se conseguiría salir del bucle, aunque no es tarea fácil tampoco es imposible.
    9. ¿cómo podemos combatir estas relaciones hasta llegar a liberarnos del malestar emocional que causan?.
    10. lo primero que haremos es identificar si estamos dentro de una relación tóxica o no.
    11. si llegamos a la conclusión de que sí, tendremos que valorar que papel jugamos dentro de la misma: salvador, maltratado, sumiso, etc.

    una vez identificado el rol, debemos cambiarlo buscando que la otra persona cambie su actitud. es decir, para que exista el rol de verdugo, debe haber una persona que haga el rol de víctima. si dejamos de ser víctima, el verdugo pierde su rol. la comunicación asertiva tiene que ser la base de toda relación. debemos establecer límites dentro de este malestar. el respeto y el amor a un mismo tiene que estar por encima de todo, sin una buena valoración propia no podremos construir relaciones emocionalmente saludables.

    ¿cómo influyen el llanto y la risa en la sanación de las heridas emocionales?

    socialmente reír siempre ha sido considerada como una acción positiva, asociada a la alegría; en cambio al llorar se le ha asignado una connotación negativa o traumática. pero, ¿no es cierto que podemos llorar de risa?. tanto una como la otra son dos vías de expresión emocional de nuestro organismo. dichas vías están asociadas con la presión sanguínea, la aceleración y detención de la respiración, el enrojecimiento y la palidez del rostro, y el tono muscular. permiten descargar tensiones y poseen la función de encontrar beneficios para nuestro organismo.

    como vías de expresión emocional son unas grandes sanadoras, ya que el cuerpo duele cuando la emoción no se expresa. de ahí surge la idea de mi libro emociones expresadas, emociones superadas. del hecho de enseñar a las personas como gestionarse emocionalmente para que vivan en la mayor consonancia posible consigo mismos.

    has hablado acerca de la importancia de pensar en positivo, ¿cómo es posible bloquear los pensamientos negativos?

    más que bloquearlos lo que tenemos que hacer es asumirlos como parte de nosotros, todo nos enseña algo y estos también. ahora bien, para no quedarnos enjaulados dentro de los mismos, hay una serie de técnicas o ejercicios prácticos que nos facilitan este proceso. uno muy sencillo y que podemos hacer en cualquier lugar es el siguiente:

    1. piensa en algo que te produzca ansiedad o tristeza.

    2. cuando empieces a sentirlo, mira hacia arriba a la izquierda (sólo con tus ojos no gires tu cabeza).

    3. ¿qué ha sucedido? lo más probable es que los pensamientos negativos hayan desaparecido.

    al girar nuestros ojos las emociones cambian, así que con este simple movimiento conseguimos controlar el pensamiento en situaciones donde nos sentimos desbordados.

    ¿es posible evitar el enojo y la agresividad? ¿cuáles son algunos de los consejos que podríamos seguir para evitarlos?

    el enojo, como emoción en si misma es innata en nosotros. no podemos evitar que surja en un momento dado, pero sí podemos gestionarla en el momento que se está produciendo. se relaciona con la frustración, el odio y la ira, y quizás sean éstas las emociones que más nos cuesta controlar por el desbordamiento que supone para la persona. nos ayudaremos de dos habilidades emocionales, como son la autoconciencia y el autocontrol, para tratar de ejercer un control sobre tal enojo. no es algo sencillo de aplicar cuando no se tiene costumbre, pero su práctica logra resultados realmente satisfactorios.

    durante el transcurso de nuestra vida afrontamos algunas pérdidas importantes. ¿qué es lo más importante que has aprendido acerca del duelo que podrías compartir con nosotros?

    el duelo en si mismo significa pérdida, puede ser el fallecimiento de un ser querido o una ruptura emocional lo que nos embargue en esta sensación de desamparo.

    el duelo consta de una serie de fases:

    1. desconcierto e incredulidad. es la primera reacción ante la noticia: “esto no me está pasando a mi”. es la negación de la realidad, un alejamiento del hecho para intentar paliar los efectos del acontecimiento.

    2. tristeza profunda y agresividad. se producen reacciones de ira y descontento, incluso ante quienes les rodean, angustiados por ser el protagonista de una desgracia.

    3. desesperación y depresión. con apatía, tristeza y fragilidad, nos vamos haciendo a la idea de una pérdida irreversible. es la silenciosa resignación.

    4. aceptación y paz. va reapareciendo la necesidad de centrarse en las actividades cotidianas, de abrirse a las relaciones sociales. no obstante, nunca se vuelve al estado anterior a la pérdida.

    todas las pérdidas precisan de este proceso, que tiene una duración que oscila entre los 6 meses y los 3 años

    ¿cómo podríamos enfocarnos con más ahínco en el presente para evitar la angustia y la pena producto de anclarnos en el pasado o preocuparnos por el futuro? ¿qué 3 consejos prácticos podrías sugerirnos?

    la angustia y la pena no es algo que se tenga que evitar, como he mencionado en preguntas anteriores la palabra clave será la aceptación. todo lo que sucede en nuestras vidas tiene un propósito, no podemos experimentar sólo emociones positivas, ya que las negativas también son necesarias para el alcance del equilibrio.

    ahora bien, sentimos y decidimos siempre en el momento presente. vivimos un eterno hoy y esto a veces se nos olvida. tenemos la mala costumbre o de anclarnos en el pasado, que ya no se puede cambiar, o visionarnos en un futuro que nos es incierto puesto que no ha llegado. la mejor manera de estar dentro de un equilibrio emocional es haciendo caso al presente.

    los tres consejos que daría son:

    somos lo que pensamos, sentimos y hacemos, tres factores que sólo se hacen en el hoy. el presente tiene que ser nuestra guía.

    practicar la conciencia y atención plena (mindfulness), que no es más que poner atención a lo que se está haciendo en ese preciso momento

    no crearse expectativas, ya que de esta forma evitaremos frustraciones al no verse satisfechas.

    ¿qué ha sido lo más valioso en tu camino de ser psicóloga?

    lo más valioso para mí ha sido el enriquecimiento personal, saber que eres la luz en la oscuridad de otros es algo muy bonito, que no se paga con nada. tantos los usuarios de psicóloga emocional como mis pacientes, encuentran en mí una persona cercana con la que poder abrirse, y a la vez yo encuentro en ellos la humildad del que no tiene nada que perder pero sí mucho que ganar. quizás el libro ha sido el regalo más grande que les podía y me podía hacer a mi misma, y simbolizaría mi forma de trabajar la psicología de una forma amena, sencilla y directa a través de herramientas que todos podemos identificar y utilizar en nuestro día a día.



    entrevista por karenmontalva

    Código Mujer

    © CódigoMujer – 2016