×
  • amistad (60)
  • amor (294)
  • amor pareja (373)
  • contribución laboral (10)
  • familia (137)
  • historias (703)
  • juntos somos completos (23)
  • maternidad (48)
  • mujeres (288)
  • navidad (5)
  • niños (7)
  • nuevo año (3)
  • optimismo (10)
  • somos multitud (4)
  • viajes (9)
  • violencia (16)
  • yo (218)
  • no conviertas granos de arena en grandes montañas



    en ocasiones nos convertimos en expertos en magnificar las pequeñas cosas más insignificantes, convertimos granos de arena en grandes montañas  y reaccionamos ante eventos menores como si fuesen cosas realmente importantes y definitivas en nuestra vida.

    nos volvemos locos buscando el teléfono o las llaves, ¡quien las ha cogido, yo las puse aquí!  cuando a lo mejor las tenemos en las manos. sobre reaccionamos conduciendo cuando  creemos tener prisa y el de delante no tienen ninguna. sin ser conscientes interpretamos de manera retorcida algún comentario de alguien, tan solo porque nuestro estado emocional no es el correcto y creamos una realidad distorsionada de una situación.

    son frustraciones creadas por causas  menores a las que damos  excesiva importancia, porque no son como suponemos o nos gustaría que fuesen,  o no cumplen nuestras propias reglas.

    pero no son los grandes problemas  los que restan felicidad a nuestras vidas, sino las pequeñas cosas diarias  ante las que reaccionamos desproporcionadamente.

    nuestro estado emocional determina nuestras reacciones e interpretaciones ante los eventos. como reaccionamos  ante esos eventos menores, determina  gran parte nuestra calidad de vida emocional. cuando sobre-reaccionamos  y magnificamos exageradamente una situación, lo único que conseguimos es sufrir, añadir dolor y tensión en nuestra vida.

    es triste pensar que cuando la vida realmente nos golpea, cuando de repente  nuestra vida,  o  la de alguien cercano se ve afectada por  una verdadera tragedia, o una enfermedad terminal, es entonces que ponemos las cosas en perspectiva,  nos damos cuenta y valoramos lo que realmente es importante.

    ¿tienes el hábito de reaccionar desproporcionadamente por pequeñeces?

    ¿te ayuda de alguna manera, creas que así tienes más autoridad o control?

    ¿cuánto te ha costado hasta ahora en términos emocionales y de relaciones esa falta de control?

    ¿quién tiene que crecer y cambiar, ellos o nosotros, las circunstancias o nuestras reacciones?

    aprende a distinguir las cosas realmente importantes, de las pequeñas que no marcan grandes diferencias. si solo te fijas en lo que no te gusta, en los defectos o lo que alguien hace mal, no serás capaz de ver todas las demás cualidades que pueden tener.

    aprende a preguntarte: ¿tiene esto tanta importancia como para frustrarme o enfadarme innecesariamente?

    cuando te enfocas en lo que no te gusta de alguien, no eres capaz de ver todas las demás cualidades positivas, no dejes que las pequeñas cosas te irriten. deja de intentar cambiar a las personas para que sean como tú crees que debería ser, seguro que a los demás también les gustaría que tú cambiases algunas cosas. la gente no cambia por mucho que te irrites, grites o te quejes, la gente cambia cuando les comprendes y cuando ellos saben cuánto les importas. pon tu enfoque en las cosas buenas, deja de mirar los defectos, decide ser más grande que esas pequeñas cosas, no permitas que te perturben y enfócate en las cualidades positivas de las personas y no conviertas granos de arena en grandes montañas.



    entrevista por karenmontalva

    Código Mujer

    © CódigoMujer – 2016