×
  • amistad (60)
  • amor (294)
  • amor pareja (373)
  • contribución laboral (10)
  • familia (137)
  • historias (704)
  • juntos somos completos (23)
  • maternidad (48)
  • mujeres (288)
  • navidad (5)
  • niños (7)
  • nuevo año (3)
  • optimismo (11)
  • somos multitud (4)
  • viajes (9)
  • violencia (16)
  • yo (218)
  • soy lo mejor que me ha pasado



     

    "si cada mujer decidiese amarse por encima de todas las cosas, y a pesar de todas las cosas, se sentiría muchísimo mejor. la libertad tiene un precio: la responsabilidad de ser una misma..."  

    entrevista realizada a rosetta forner, por @karenmontalva

    ¿por qué sostienes que la buena autoestima comienza por nosotros mismos? ¿qué podríamos hacer de manera concreta, y cada día para nutrir nuestra autoestima?  

    el amor bien entendido empieza por uno mismo, ya lo dijo la biblia: ‘ama al prójimo, como a ti mismo’.  ha quedado bien demostrado que tenemos con los demás la relación que tenemos con nosotros mismos. ¿cómo voy a tratar bien a alguien si a mí misma me trato fatal, me miento o autoengaño, me ninguneo, o me falto al respeto? lo que parece ‘amor’ es, muchas veces, manipulación. toda persona que espera que le amen los demás, le nutran el alma, solo hallará frustración y desencanto. es más, puede ser presa de las intenciones aviesas de esos necesitados de alguien a quien rescatar (el rescatador necesita sentirse importante, por eso busca victima rescatable). he conocido a muchas personas que no se amaban a sí mismas, y consecuentemente tampoco a los de su alrededor.  algunos de los síntomas: criticar la conducta de los demás, sarcasmo, envidia, no ser empático, irresponsabilidad (no hacerse cargo de las conductas o de los actos propios), no sentido común, no analizar, no cuestionar, permitir que los demás les digan lo que tienen que pensar o hacer… no saber decir ‘no’ ni tampoco atreverse a decir ‘si’, miedo al éxito, pretender que todo se lo den hecho, es decir, no querer luchar por las cosas sino que se las den hechas.

    dicho esto, diré que cada persona debe evaluar sus puntos débiles. hacer una lista, y si lo considera necesario acudir a un especialista, no a las amigas. eso es un acto de autoamor.

    el mundo actual nos “vende” felicidad que muchas veces está asociada con “tener”, con “poseer” cosas… ¿en qué consiste la verdadera felicidad para ti y según tu experiencia de vida? ¿qué elementos construyen la felicidad?

    mi abuela maría rosseta solía decir que no era más feliz el que más tenía, sino el que menos necesitaba. no es malo poseer cosas, lo malo es cuando estas nos poseen. la solución está en la medida, en el justo equilibrio del permitirse ser o hacer sin criticarse. yo practico la filosofía que aprendí con stephen gilligan, mi profesor de ericksonian hipnosis: la conciliación de los opuestos. todos llevamos opuestos dentro de nosotros, lo mejor es conciliarnos en vez de estar tratando de ser esto o lo otro (una manera de no quedar mal con los demás), o peleados por no poder ser una sola cosa (otra manera de tratar de quedar bien con los demás). por ejemplo: ‘soy práctica excepto cuando no lo soy, que soy soñadora’; “soy inteligente excepto cuando no lo soy que tengo las neuronas de vacaciones”, “soy racional excepto cuando no lo soy que soy emocional”…

    la manera que he encontrado de ser feliz es mirar en mi interior y atreverme a vivir la vida acorde a mis principios, ideas  y valores. hace tiempo que aprendí que mi vida solo puedo vivirla yo, que nadie más la puede vivir por mí. por consiguiente, no soy dueña de la autoestima de nadie excepto de la mía propia.

    debo comentar que mi vida no ha estado exenta de obstáculos. lo que marca la diferencia respecto a otras personas es la actitud con la que me tomo las cosas, y que no las aprovecho para hacerme la víctima. yo no quiero que la gente se fije en mí o que lea mis libros porque he sido ‘víctima’ sino porque mi luz, lo que emana de mi alma, les pueda hacer un bien. cada persona tenemos nuestro ‘karma’ particular, ergo, no considero espiritual el usar los acontecimientos vitales para atraer la atención. por eso quizá soy menos popular que otras personas, pero prefiero pagar el precio del ostracismo a serle infiel a mi alma.

    en tu último libro, soy lo mejor que me ha pasado, nos aconsejas 13 pasos para nutrir nuestra autoestima, ¿cuál es el básico y fundamental de estos y por qué?

    las 13 certezas:

    1-    tu nuevo buenos días: “soy lo mejor que me ha pasado”

    2-    la vida es demasiado corta para malgastarla en naderías

    3-    la vida es una combinación de éxitos y de fracasos

    4-    ser feliz y estar feliz no son lo mismo

    5-    declara la guerra a muchas cosas y ponlas en modo ‘out’

    6-    apúntate al ‘IN’

    7-    si el mundo no te ama, tíralo y cómprate uno nuevo

    8-    hoy es el día ideal para tetearte (apreciarte, valorarte)

    9-    mañana es tarde para… (amarte, etc...)

    10- sólo tienes hoy para ser tú y creer en ti

    11- tú vales mucho

    12- la ética es necesaria (por ejemplo: no vivas tu vida acorde a los valores de otro)

    13- desde hoy tus buenas noches pasan a ser: “¡qué fantástico es que yo sea lo mejor que me ha pasado hoy’

    lo básico y fundamental es hacer una ‘ensalada’ vital con todos ellos a partir del nº 12 (el decálogo de ética personal). carecer de principios es como tener un barco al que le falta el timón: imposible navegar sin ir a la deriva o donde las olas decidan. para poder navegar en la vida hay que ponerle timón a la misma y atrevernos a asirlo con ambas manos fuerte y firmemente, sólo así podremos salir airosos de las tormentas vitales, y navegar rumbo hacia donde queremos y cómo queramos.

    las estadísticas muestran un aumento en la depresión como la gran enfermedad del siglo 21. ¿por qué crees que nos hemos hecho adictos al “martirologio”? ¿qué consejo concreto nos darías para combatir la depresión?

    como apuntaba antes se lleva el victimismo y el adorar a personas no por sus capacidades o su luz interior sino porque han sido víctimas (abuso sexual, accidente, atentado, abandono, maltrato, enfermedad muy grave…). esa misma persona con la misma luz de no haber pasado por ese trance, no llamaría la atención aunque fuese igual de sabia y de luminosa. el victimismo es una garantía para el éxito porque atrae la atención de los demás, que a su vez, al no estimarse ni ocuparse de sí mismos van por la vida de ‘mártires’. por consiguiente, las masas se fijan en un igual: lo igual atrae a lo igual. se ha validado el victimismo o el martirologio. es como si la gente pensase: ‘si a ese que lo ha pasado tan mal, le alaban, cuidan, miman, admiran, reverencian, etc, a mí también’. obviamente, la ‘víctima’ pasa la responsabilidad a ‘otro’ (ya sea el coche, la ex pareja, dios, la carretera, el azhar, el karma, el malo, la bomba…), y eso de trasladar la responsabilidad a otro es muy atractiva puesto que libra de tener que hacerse cargo del resultado no deseado –asumiéndolo como propio, lo cual conlleva que no hay víctimas ni verdugos-,  y por ende, de repararlo.

    si a esto unimos, la actitud disfuncional y persistente (tan extendida), de no querer asumir responsabilidades unida a la comparativa a la baja -propia de una autoestima depauperada. el complejo de inferioridad es tremendo…-, la frustración está servida. muchas son las personas que, al no mirar en su interior y atreverse a tener valores, principios e ideas propias, toman estos prestados de lo social. consecuentemente, vivir la vida comparándose con otros, machacándose la autoestima y propinándole patadas a la valoración personal, solo trae desasosiego, incomodidad vital, y si se persiste en esa actitud tremendista, la depresión. compararnos debería estar prohibido. me refiero a que uno debería prohibirse a sí mismo el compararse. referenciarse es diferente: no implica criticismo ni un ganador versus un vencedor puesto que uno se mira en el espejo de otro para así analizar en qué debe mejorar o superarse, pero sin hacer trizas ni al ‘espejo’ ni a uno mismo.

    mientras haya gente que haciéndose la víctima o usando determinados acontecimientos de su vida atraiga la atención masiva o logre algo que se le antoje de provecho, el martirologio seguirá teniendo adeptos. eso sí, cada uno de nosotros debería reflexionar acerca del ‘precio a pagar’: el martirologio es un regalo envenenado. se atrae la atención de los demás, cierto. se libra uno de muchas responsabilidades, cierto. pero, se queda atrapado en la codependencia emocional que supone dicho ‘regalo’, llegando a no poder vivir sin esa ‘droga’, y perdiendo el contacto con la singularidad propia y la capacidad de ser felices y tener vidas plenas.

    dejemos de compararnos con el vecino, es muy saludable vivir a nuestro aire y acorde a nuestras posibilidades, dinero, circunstancias, etc.

    una cosa es respetar a otra persona, y sentir compasión por ella en base a lo que le ha sucedido, y otra es elevarla a categoría de ‘mártir’, y reverenciarla en base a ello. Si eliminando ese ‘hecho’ la persona no nos llamaría la atención, en ese caso tenemos a un ídolo con pies de barro.

    ¿cuál es el origen de tanta violencia hacia nosotras mismas? y, ¿cómo podemos eliminarla?

    muy buena pregunta. conozco a mujeres especialistas en amargarse la vida a pesar de tener éxito profesional, ser inteligentes, buenas personas, bellas, y sin necesidad de tener problemas, y todo por un hombre o por su ausencia. la mujer aún no ha conquistado la igualdad, la que da la libertad y la dignidad propias de saberse valiosa independientemente de tener pareja o no.

    ¿por qué la mujer se empeña en sentirse inferior o inferiorizarse por no tener pareja? ¿cómo es que está tan obsesionada? vestigios de la cultura machista y la actitud misógina de una sociedad redilera formada tanto por hombres como por mujeres humanoides que basan su valía en variables externas en lugar de las internas o espirituales. la mujer que no acepta su responsabilidad, que no asume las riendas emocionales de su vida es presa de las imposiciones del club del redil: sociedad. la dictadura del misoginismo es muy dura e hiriente, con muy malas consecuencias para la mujer que acepta vivir bajo los dictados de su censura. una mujer no es víctima de un hombre en ningún sentido si ella no lo decide. por ejemplo, madres, hermanas y amigas, harían bien en animar a una mujer que llora porque su pareja la insulta, veja, toma el pelo, traiciona con otra mujer, inferioriza… en dejarle. ninguna mujer debería empezar una relación con un hombre sintiéndose inferior a él, sin negociar los términos de la relación, sin tener claro sus innegociables y negociables. tampoco debería estar en una relación porque el ‘sexo sea bueno’, o porque él es guapo, o se ha fijado en ella, o tiene dinero y le ofrece una vida de lujo que ella por sí misma no puede alcanzar, o porque ella puede hacerle de terapeuta o hechicera novata y así al salvarle de sus demonios, él se enamorará de ella por siempre jamás.

    la mujer no es tonta, porque es un alma o ser espiritual viviendo una experiencia humana, al igual que el hombre. no somos inferiores ni superiores, solo diferentes. lo cual es válido para todos los seres humanos.

    debería estar prohibido (y solo en casos como este), el sentirse inferior por ser mujer y sin pareja.

    otro tema que complica mucho a las mujeres es la maternidad, tanto su ausencia como su presencia. me explico. por un lado, las hay que,  al no tener hijos, se consideran menos válidas que las que si son madres. y, algunas de las que son madres se consideran superiores a los hombres (restos de la cultura feminista radical de los años 80 del siglo pasado), y a las mujeres que no tienen. todo esto crea malestar entre las mujeres.

    al parecer, la mujer no puede estar y ser feliz a no ser que haya un hombre en su vida. no puede sentirse completa y realizada sino tiene pareja e hijos, o una de las dos cosas como poco. ¿dónde está escrito eso? este tipo de creencias a las mujeres que se lo creen les complica mucho la vida.

    al fin y al cabo, es la sociedad empeñada en que el ser humano esté permanentemente insatisfecho, viva en el miedo, la enfermedad y la infelicidad. desafortunadamente, la mayoría no lo cuestiona.

    si cada mujer decidiese amarse por encima de todas las cosas, y a pesar de todas las cosas, se sentiría muchísimo mejor. la libertad tiene un precio: la responsabilidad de ser una misma. una cosa es enamorarse espontáneamente de alguien que le hable a nuestra alma, y otra muy diferente, alucinarse u obligarse a estar en una relación por no estar sola.

    por si esto fuera poco, en lo profesional, la mujer también se complica la vida adoptando esa forma de pensar tan nociva según la cual los hombres lo tienen fácil por el hecho de ser hombres y las mujeres difícil simplemente por ser mujeres. nada más lejos de la realidad.

    otra variable o actitud que complica la vida a las mujeres y les envenena el alma es hablar mal de otras mujeres, tenerles celos, echarles la culpa de sus males (ya sea la madre, la hermana, la amiga, la colaboradora...). cierto es que hay mucha damisela de diadema floja, pero también hay mujeres que merecen mucho la pena, doy fe de ello. ni la madre es la culpable ni la causante de las desdichas vitales, ni los hombres son todos unos indeseables.

    madurar es atrevernos a poner orden en nuestra vida, así dejaremos de complicárnosla.

    no echar las culpas, y asumir la responsabilidad, relaja mucho y fomenta el bienestar interior, palabra de hadamadrina.

    ¿por qué el agradecimiento es el camino a la alegría?

    debe ser porque es la expresión del alma. una persona agradecida es una persona que reverencia el alma que hay en cada cosa, que vive la vida como un regalo y como un milagro.

    ahora bien, los hay quienes son agradecidos de boquilla, esto es, usan palabras de agradecimiento pero no lo sienten, y hay en cambio quien lo es desde lo más profundo. ¿cómo diferenciarlo? La luz en los ojos, la sonrisa franca y genuina. la autenticidad se viste de congruencia y de fuerza. la persona agradecida es una persona con una gran fuerza interior, es una persona empoderada.

    agradecer es reconocer que la vida es un regalo, que tenemos un ángel de la guarda que vela por nosotros. agradecer es reconocer que somos un milagro, y que el amor nos incluye en su abrazo.

    la persona agradecida es alguien que sabe disfrutar de la vida, que la exprime y la integra en su sistema. quien no sabe disfrutar no produce alegría en su corazón. porque el que no es agradecido se dedica a refunfuñar todo el rato, y eso deja sin energía además de empobrecer la capacidad de asombro, y la de ver soluciones en medio de los problemas. además, sin agradecimiento no hay esperanza. la gente agradecida suele ser amable, sensible, y da gusto estar con ella. por el contrario, los desagradecidos suelen ser secos, adustos, rencorosos, celosos…

    agradecer es sembrar de luz la vida, es darle alas al alma.

    agradecer es fomentar la abundancia y la prosperidad. porque el que agradece deja una huella de amabilidad en los demás. las personas agradecidas suelen ser como un soplo de aire fresco, además de que ellas se facilitan la vida a sí mismas, pues saben ver el diamante donde los demás solo ven piedras.

    © rosetta forner

    www.anticoaching-and-animacoaching.com

    www.lavidaenrosetta.blogspot.com.es (videos en youtube y en Mindalia).

    programa de radio (podcast) en www.ondamujer.com : la vida en rosetta (sección ‘formación’, subsección ‘coaching’).

    www.rosettaforner.com

    columnista en www.larazon.es

    escritora: último libro publicado ‘soy lo mejor que me ha pasado’ (rba).



    entrevista por karenmontalva

    Código Mujer

    © CódigoMujer – 2016